La estudiante Angie Ailyn Vásquez Rosales de 10 años, supo sacarle provecho al confinamiento por pandemia. Durante ese tiempo descubrió sus habilidades en el hula hula, gracias al programa de Recreación de la Dirección General de Educación Física. Su talento la ha llevado a destacar a nivel nacional.

Concentrada y decidida; así comienza a realizar su primera rutina con el aro. Poco a poco toma seguridad y al pasar los minutos su sonrisa denota confianza. Los minutos pasan y el aro no cae,  mas bien, gira por todo su cuerpo exhibiendo diferentes técnicas y habilidades aprendidas en solo dos años. Su talento es deslumbrante.

Para desarrollar esas destrezas Angie ha requerido de horas diarias de práctica que para ella es una diversión y a la vez una responsabilidad. «Me gusta jugar al hula hula y durante los últimos años he ganado en festivales y competencias que realiza la Digef «indicó.

Los sueños de Angie van más allá. Motivada por su destacada habilidad y facilidad en la destreza corporal, desea convertirse en una gran deportista; para ello practíca también la gimnasia artística todos los sábados en la Escuela de Iniciación Deportiva de Digef zona 11.

Angie Vásquez cursa el 5to año de primaria, de a poco se va integrando a sus clases presenciales en la Escuela Oficial Rural Mixta Aldea El Aguacate; donde sobresale por su excelencia académica. «Ella es una alumna ejemplar y aplicada en sus estudios y en las actividades recreativas. Ha sido abanderada en todos los grados que ha cursado. Es un ejemplo para su compañeros» indicó Dalila Raxón, directora de la escuela.

Recreación Escolar cumpliendo su misión

A través de la virtualidad el Departamento de Recreación de Digef ha llevado capacitaciones y tutoriales de hula hula y otros juegos tradicionales  a miles de niños de diferentes escuelas públicas del país.  Dentro de sus objetivos resalta el involucramiento del niño a realizar actividad física a través del juego.

Como a todo niño, a Angie le gusta jugar y divertirse, y así lo hace: el  hula hula se ha convertido en ese aliado de la diversión que la hace brillar.