La natación y sus beneficios

16
La natación es uno de los deportes más completos y sanos que existen. Nadar es un ejercicio aeróbico en el que se ven implicados dos tercios de los músculos del cuerpo, potenciando la resistencia, fuerza y flexibilidad.
Aprender a nadar es una necesidad vital, es un complemento fundamental para desencadenar mejoras físicas y mentales.
Nadar es una habilidad que jamás se olvida, además se puede practicar a cualquier edad, ya que el riesgo de sufrir lesiones es menor y su práctica habitual tiene beneficios para el cuerpo a largo plazo.
Lo mejor de aprender a nadar es que se adapta a los distintos niveles de forma, ideal para las personas que están empezando.
Algunos beneficios de aprender a nadar:
Mejora la función cognitiva: aumenta el flujo sanguíneo, lo cual a su vez puede ayudar a mejorar la memoria, el estado de ánimo, la claridad mental y el enfoque.
Mejora el estado ánimo: la natación libera factores neurotróficos o neurotróficas en el cerebro, endorfinas, que ayudan a controlar el estrés, la ansiedad y el estado de ánimo.
Mejora la memoria: la natación promueve nuevas neuronas en el hipocampo para mejorar la memoria.
Mejora el aprendizaje: nadar mejora las habilidades motoras gruesas, que surgen directamente de los reflejos visuales que conducen a una mejora en el aprendizaje.
A nadar en el Curso de Vacaciones
En la Dirección General de Educación Física niños de diferentes edades aprenden a nadar durante el curso de vacaciones que se realiza durante el mes de noviembre. En dicho curso se aprenden los principios básicos y los diferentes estilos de nado.
Compartir